Proyecto para Reabrir Planta de Uranio en España

La compañía australiana Berkeley Resources, que cuenta en España con la filial Minera de Río Alagón, ha sido elegida por Enusa Industrias Avanzadas S.A. como socio para realizar un estudio de viabilidad y en definitiva, desarrollar la minería del uranio en la provincia de Salamanca, según hizo público ayer la dirección de la empresa. Esto significa un paso muy importante de cara la reanudación de la extracción de uranio, que realizó Enusa hasta el año 2000, en que se inició el cierre definitivo de las minas de Saelices el Chico y la restauración de las zonas afectadas por la explotación.

El cierre de la única explotación de uranio existente en España estuvo relacionada con el elevado coste de producción, que estaba muy por encima de los precios del mercado internacional del uranio, lo que motivó entonces que la empresa pudiera perder durante los últimos ejercicios en torno a 1.500 millones de las antiguas pesetas. Actualmente los activos incluyen una serie de licencias en la Reserva Estatal, zonas que han sido ampliamente exploradas por Enusa. La asociación también incluye el acceso a la planta de procesamiento de uranio Quercus, en la que se estuvo operando hasta el año 2002. Aunque en estos dos últimos años la producción se limitó a la extracción del mineral en las aguas, se continuó con el mantenimiento de la planta, por lo que se encuentra en prefecto estado para reiniciar en cualquier momento la producción.

Berkeley completará un estudio de viabilidad de la planta. De forma paralela, seguirá avanzando al cien por cien en los proyectos de su propiedad en Salamanca, que actualmente tienen unos recursos en JORC de 16.9 millones de libras de U3O8 (uranio conentrado) para su posible procesamiento a través de la planta Quercus situada a 30 kilómetros de distancia. Las empresas continúan la negociación de los términos de la asociación y no estará completada hasta después del verano. El acuerdo será presentado en el Consejo de Ministros para su aprobación.

El primer escenario estaría formado por los depósitos de mineral de uranio denominados Retortillo y Santidad, mientras que el segundo estaría constituido por los dos anteriores más la denominada Zona 7, en El Barrero, Villavieja de Yeltes. La distancia entre los dos primeros yacimientos es de muy pocos kilómetros, estando además el mineral de uranio alojado en el mismo plano estratigráfico. La Zona 7 está situada 14 kilómetros más al norte y tiene una mayor riqueza porcentual de uranio, con el mineral más cercano a la superficie, lo que implicaría menores costes en su extracción. Los últimos estudios radiométricos y magnéticos realizados con un helicóptero especialmente equipado llevaron a Berkeley a intensificar los sondeos en esta última zona. De hecho, durante los pasados meses de noviembre y diciembre se enviaron sondas desde el aire para comprobar la riqueza del uranio.

El estudio también asume que, al finalizar la etapa productiva de la mina, todos los estériles serán reintegrados en los huecos abiertos recuperando el primitivo aspecto de los terrenos. Incluso se ha diseñado el proceso de tratamiento del mineral extraído en base a los datos de Enusa y los obtenidos en ensayos previos realizados en laboratorios de Australia en el año 2007.

En esencia, el proceso comenzaría con el arranque del mineral. Éste se cargaría en camiones, que pasarían bajo una especie de arco que mediría su actividad, y por tanto su concentración y riqueza. Esto determinaría que el contenido del camión vaya a la zona de deshecho (estériles) o a la zona de stock de la planta. En este último caso el mineral es triturado y cribado varias veces para finalmente ser molido, siendo sometido posteriormente a operaciones de lixiviación con ácido sulfúrico, extracción por intercambio iónico y posterior precipitación con una disolución acuosa de amoniaco con lo que obtendría una sustancia que los químicos denominan en inglés yellow cake y que se podría traducir por torta amarilla.

*Proyecto para Reabrir la Planta de Uranio de Saelices el Chico | Tribuna de Salamanca.

Deja un comentario